Grupos de Autoformación para la Dirección Escolar. Programa de formación de Directores escolares basado en la retroalimentación y el análisis de la práctica. Universidad de Sevilla

Categoría: 
Formación Externa

Proyecto I+D+I: Formación de directores de instituciones de formación primaria, secundaria y superior basada en el análisis de la práctica y el coaching" (EDU2014-53175-P, I+D+i 2015-2017)

Investigadores Principales: Marita Sánchez-Moreno y Julián López-Yáñez

Institución: Universidad de Sevilla en colaboración de la Conserjería de Educación de la Junta de Andalucía

Participantes: 99 directores de enseñanza primaria y secundaria

 

Planteamiento del programa formativo

Partimos del supuesto de que los programas de formación que incorporan el análisis de la práctica de los participantes son más eficaces que los tradicionales en el desarrollo de las competencias de iderazgo que necesitan los/las directores/as escolares. Nos apoyamos en la evidencia de que los métodos convencionales de formación de directivos tales como talleres o ponencias impartidos por asesores o expertos externos rara vez producen efectos duraderos. Son mucho más efectivos los programas de desarrollo profesional que implican activamente a los directivos y las directivas en el análisis de los problemas a los que se enfrentan en su trabajo.

Precisamente, los grupos de autoformación construyen y alcanzan su propio aprendizaje a partir del análisis de las experiencias y conocimientos de los propios participantes, en un entorno de trabajo altamente estructurado.

Componentes y secuencia del programa formativo

El programa formativo facilita el aprendizaje de los/las directores/as mediante los siguientes instrumentos:

  • Un cuestionario que, una vez cumplimentado, devuelve a los participantes un informe con su “Perfil de Competencias para la Dirección Escolar”. Se trata de un cuestionario compuesto de dos escalas, la primera referida a competencias cognitivo-emocionales del liderazgo y la segunda referida a competencias pedagógicas y organizativas. Una de las sesiones del programa de formación está dedicada a la reflexión en grupo sobre los perfiles de competencias para la dirección de cada uno de los participantes.
  • Un instrumento de recogida de información sobre aspectos sustanciales del centro escolar de cada participante y su contexto. El programa de formación parte del supuesto de que no todos los centros escolares requieren el mismo tipo de liderazgo. Por ello, otra de las sesiones está dedicada al análisis del centro y del contexto escolar de cada uno de los participantes, así como al análisis de las fortalezas y debilidades de su perfil como líder en ese preciso contexto.
  • Un programa consistente en siete sesiones formativas y tres actividades preparatorias que se desarrollan en un entorno de trabajo altamente estructurado y gestionado por el coordinador del grupo. Una parte importante de este programa se dedica al análisis de cada uno de los casos aportados por los participantes. Los casos describen un problema relevante experimentado por ellos en su práctica directiva. Su análisis se efectúa mediante una técnica a la que denominamos bajo los focos, consistente en someter la gestión del caso al escrutinio de sus compañeros durante aproximadamente 80 minutos a partir de preguntas y comentarios de distinta índole.

De manera más específica, el programa formativo, se desarrolla conforme al siguiente esquema:

Sesión 1

Introducción

- Presentación general del programa de formación

- Formación de los grupos. Construir un clima de confianza. Conocimiento mutuo entre los participantes

Actividad 1

- Cada participante completa de manera on-line el Perfil de Competencias para la Dirección Escolar

- Obtener el informe de retroalimentación en las siguientes tres semanas

Sesión 2

Taller Competencias

- Análisis en  grupo de los informes de retroalimentación

- Análisis de las fortalezas y desventajas de dicho perfil en el contexto de cada participante

Sesión 3

Taller Contexto

- Análisis en  grupo de los informes sobre el centro escolar de cada participante y su contexto socio-cultural

- Analizar la adecuación entre el contexto institucional y socio-cultural de cada participante y su perfil de liderazgo

Actividad 2

- Cada participante elabora un caso a partir de una situación problemática experimentada en su práctica como director/a

Sesiones 4, 5 y 6

Bajo los focos

- Análisis en grupo de los casos elaborados por los participantes

- Cada participante se sitúa 80 minutos “bajo los focos” (dos participantes en cada sesión)

Actividad 3

- Cada participante desarrolla en su centro escolar un plan de mejora

- Elabora un diario reflexivo sobre dicho plan de mejora

Sesión 7

Seguimiento

- Análisis en grupo de las actividades de mejora desarrolladas por los participantes y de los logros alcanzados

- Conclusiones y síntesis de lo aprendido

 

El papel de los participantes en el programa

Cada grupo de autoformación para la dirección escolar se compone de seis participantes, un coordinador y un supervisor. Los papeles asignados a cada una de estas figuras son los siguientes:

Los participantes

Se trata de directores escolares en ejercicio que desean implicarse en una actividad de reflexión sobre su práctica de liderazgo escolar y en la mejora de la misma mediante la retroalimentación obtenida de sus propios compañeros con la ayuda de instrumentos específicos de diagnóstico. Es muy importante el compromiso de los participantes con el resto del grupo y con el programa formativo. El grupo depende exclusivamente de sus miembros para alcanzar un aprendizaje significativo sobre la práctica del liderazgo. No dependemos en el grupo de experto alguno que nos diga qué hacer o cómo hacerlo. La asistencia y la implicación en las sesiones son vitales y una vez acordado el caledario de las mismas, la ausencia de cualquiera de los miembros del grupo causa un perjuicio inevitable al propio grupo y al programa.

El coordinador del grupo

Se trata de un director en ejercicio que desea afrontar el reto de ayudar a un grupo de compañeros/as directores/as a construir un conocimiento útil y relevante sobre su propia práctica. Su papel como coordinador NO es enseñar al grupo, sino lograr que ellos aprendan de sí mismos y de sus experiencias. Concretamente, actúa como gestor de la interacción dentro del grupo y como garantía de que el grupo progresa conforme a la estructura del programa formativo. Para ello ha recibido formación específica relativa a la dinámica de interacción dentro del grupo y a los itinerarios de aprendizaje sobre cuya eficacia tenemos evidencias. La formación de los coordinadores de todos los grupos participantes se organizó en una sesión de jornada completa impartida por miembros del equipo de la Universidad de Sevilla con la colaboración de un experto internacional.

El supervisor

Un miembro del equipo de la Universidad de Sevilla está presente en las sesiones de formación aunque no participa en ellas. Su papel es doble. Por un lado registra las sesiones en audio o video, o bien toma notas de lo observado, previo acuerdo con los participantes. También mantiene entrevistas con algunos de los participantes tras cada sesión. La información que obtiene por estos medios es utilizada exclusivamente –manteniendo en todo momento el anonimato de los participantes- para someter a validación el programa formativo. Por otro lado, el supervisor sirve de apoyo al coordinador, reflexionando con él/ella sobre el desarrollo de las sesiones y la manera de mejorar la coordinación de las mismas.